TRATAMIENTO DEL DOLOR LUMBAR O CERVICAL CRÓNICO MEDIANTE RADIOFRECUENCIA

Denervación facetaria mediante radiofrecuencia
Denervación mediante radiofrecuencia consiste en lesionar mediante una aguja y corriente eléctrica los nervios que transmiten el dolor de una zona del cuerpo. El paso de corriente eléctrica a través de la punta de la aguja provocará una quemadura eléctrica del tamaño de un guisante. La aguja se colocará sobre el/los nervio/s que transmite/n el dolor, de tal forma que al destruirlos impediremos la transmisión del dolor. Aunque se puede aplicar a distintas zonas del cuerpo humano, la más corrientemente tratada es la columna vertebral, pero también en otras articulaciones (cadera, por ejemplo).
Denervación facetaria mediante radiofrecuencia
 

¿COMO ES EL PROCEDIMIENTO?

En primer lugar el/la anestesista le pinchará una vena para poder administrarle los medicamentos que permitan que usted esté sedado/a y sin sufrir dolor alguno. Solo notará durante unos segundos una sensación de calor en la vena a través de la cual se le administrarán los medicamentos y se dormirá en unos segundos.

A continuación se desinfectará la piel con yodo (en caso de alergia háganoslo saber para utilizar otros productos).

Denervación facetaria lumbar
Denervación facetaria cervical
Denervación facetaria lumbar
Denervación facetaria cervical

El médico introduce una aguja larga y delgada hasta que su punta se encuentre al lado del nervio que se desea lesionar para controlar el dolor y la correcta ubicación de la aguja se controla con rayos X. Se estimula con corriente eléctrica para asegurarse que la punta de la aguja está en su lugar correcto y no sobre otro nervio que no deseamos lesionar, en cuyo caso la aguja deberá ser recolocada. Una vez la aguja está perfectamente colocada se provoca una quemadura eléctrica del tamaño de un guisante en su punta, con lo que se lesionará el nervio que transmite el dolor que queremos eliminar. El proceso ha de repetirse en todos los nervios que deben ser lesionados para controlar el dolor, pero no hay cortes ni heridas, solo pinchazos.

Esquema de denervación facetaria lumbar

Esquema de los puntos de denervación facetaria lumbar

Esquema de denervación facetaria lumbar
Esquema de los puntos de denervación facetaria lumbar
Denervación facetaria cervical
Punto de denervación facetaria cervical
Denervación facetaria cervical
Punto de denervación facetaria cervical

El procedimiento en sí suele durar aproximadamente una hora, a lo que hay que añadir media hora para preparar al paciente y otra media hora para que se despierte. Recuerde que debe venir al hospital en ayunas de 6 horas (sin comer ni beber), pues de otro modo no se le podrá aplicar sedación y solo con anestesia local el procedimiento resulta molesto.

Tras el procedimiento deberá permanecer en la sala de despertar hasta que se encuentre completamente despierto/a. Una vez salga del quirófano le recomendamos que tome algo para recuperar el azúcar en la sangre. Para volver a casa no puede conducir vehículos pues estará un poco mareado/a y no coordinará del todo bien durante unas horas debido a la medicación anestésica utilizada.

Habitualmente el día del procedimiento se encontrará bien. A partir del día siguiente notará dolor en la zona tratada, debido al edema de las pequeñas quemaduras que se han provocado para controlar el dolor. Estas molestias suelen durar una semana aproximadamente y requerirán tomar analgésicos, un anti-inflamatorio junto con un protector gástrico. La mayoría de los pacientes pueden volver a trabajar en tres a cinco días después del procedimiento.

RESULTADOS

El resultado final suele alcanzarse al mes, pero la mejoría a veces continúa lentamente más allá. El alivio del dolor suele ser de un 80-90% en un 80-90% de los pacientes. La duración del alivio del dolor es variable pero en general el dolor vuelve con el tiempo, habitualmente entre 3 y 5 años, pues los nervios lesionados con la radiofrecuencia vuelven a crecer con el paso el tiempo. En ese momento se puede repetir el procedimiento otra vez.

Una forma de saber el posible resultado a esperar con la denervación facetaria es infiltrar las carillas articulares con anestesia local. Si el dolor desaparece durante uno o más días es de esperar un resultado satisfactorio con la denervación facetaria. Si no hay alivio del dolor con la infiltración facetaria, es poco probable que la denervación sea efectiva.

¡RECUERDE!

  • Si usted está embarazada o piensa que puede estarlo, háganoslo saber pues no puede recibir rayos X.

  • Si está tomando aspirina, anti-agregantes o anticoagulantes, debe suspender estos medicamentos una semana antes del procedimiento.
  • Infórmenos de todos los medicamentos que está tomando por si pudiesen haber problemas.
  • Si alguna vez ha presentado alguna alergia al algún medicamento o a la anestesia local, notifíquenoslo.
  • Inmediatamente tras el procedimiento no puede conducir vehículos y otra persona ha llevarle a casa.

RIESGOS

El principal problema se deriva de la alergia a la anestesia local, pero es extremadamente rara. También se pueden lesionar involuntariamente nervios vecinos, pero también es raro. Lo más habitual es que se presente algún hematoma local, que se reabsorbe de forma espontánea en unos días.

¿Cómo solucionar mi caso?