TRATAMIENTO DEL DOLOR POR HERPES ZOSTER

El herpes zoster es una infección vírica que provoca ampollas en grupos pequeños. No suele ser una patología severa, a excepción de algunos casos de encefalitis. El problema más habitual es que puede acompañarse de un dolor intenso y continuado.

Todas las personas que han pasado la varicela crean anticuerpos contra el virus. El virus luego se acantona durante años en la raíz de un nervio o incluso en el cerebro o en la médula espinal y aquí puede permanecer latente durante años hasta que un día ell virus se activa de nuevo y se presenta el herpes zoster.

El herpes zoster puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo. En el lugar donde el brote de herpes zoster aparece una erupción cutánea con enrojecimiento, dolor intenso, ampollas y comezón. Cuando las ampollas se curan, pueden quedar cicatrices y aparecer un dolor intenso en esa zona. A veces ese dolor se desencadena con el simple roce de la piel.

Cicatriz por herpes zoster
Herpes zoster en territorio de 1ª rama del trigémino
Cicatriz por herpes zoster
Herpes zoster en territorio de 1ª rama del trigémino

Tratamiento

 
El tratamiento del herpes zoster es con medicamentos antivirales administrados tanto a nivel local como a nivel sistémico. Cuando ya se han curado las ampollas el dolor inicial cambia de características y se hace más intenso y difuso. Se administran medicamentos anti-epilépticos que evitan la transmisión y propagación del dolor. También pueden aplicarse pomadas a base de capsaicina.

Si el dolor persiste y no se controla, se pueden aplicar parches de lidocaina. Si aún y así el dolor persiste, se pueden plantear técnicas de neurocirugía del dolor, con DREZ-otomía. Estas técnicas se reservan para casos rebeldes a todos los demás tratamientos.

¿Cómo solucionar mi caso?