HIPERHIDROSIS (testimonios)

La hiperhidrosis es el aumento de la sudoración en cualquier parte del cuerpo. Puede afectar a las manos, a los pies, a las axilas, a la cara, etc. La zona donde más frecuentemente es molesta es en las manos (hiperhidrosis palmar).

Hiperhidrosis palmar
Hiperhidrosis facial
Hiperhidrosis palmar
Hiperhidrosis facial
Hiperhidrosis axilar
Hipoerhidrosis plantar
Hiperhidrosis axilar
Hiperhidrosis plantar
Botox
El tratamiento inicial es médico con cremas, lociones y con la aplicación de corrientes eléctricas. Si no es suficiente, se puede inyectar toxina botulínica. Su ventaja es que se puede inyectar en la consulta, el inconveniente es que solo dura un tiempo (cada vez menos con cada inyección), que es cara y que duele al inyectarse. Para aquellos casos en los que los tratamientos médicos no son suficientes, se pueden ofrecer tratamientos quirúrgicos.

¿Cuáles son las posiblidades de tratamiento quirúrgico?

Los pacientes que sufren hiperhidrosis palmar saben por su propia experiencia que los tratamientos conservadores no suelen tener resultados permanentes, y en muchas ocasiones no son eficaces. Es en estos casos cuando se puede valorar la posibilidad de tratamiento quirúrgico.

La simpatectomía torácica superior selectiva persigue la destrucción de los ganglios simpáticos que controlan la sudoración de las manos. Destruidos estos ganglios, desaparece la sudoración de las manos y se reduce la de las axilas de forma significativa.

¿En qué consiste al simpatectomía torácica superior selectiva?

Imágen del quirófano en simpatectomía torácica endoscópica

La técnica original fue descrita por primera vez en 1927, aunque la forma de realizarla ha evolucionado mucho con el moderno aparataje e instrumental. Hoy se realiza vía endoscópica, lo que ha permitido reducir la agresividad quirúrgica y facilitar el tratamiento en personas, por lo demás, normales.

Existen diferentes formas de destruir o eliminar los ganglios simpáticos responsables del sudor de las manos. En nuestro centro el acceso a los ganglios se realiza vía endoscópica a través de una sola incisión en el tórax a nivel de la axila (una en cada lado a operar) de apenas 6mm de tamaño, por la que introducimos un video-endoscopio a través del cual podemos ver los ganglios y destruirlos mediante electrocoagulación o láser o mediante clips.

¿Cómo se lleva a cabo la intervención quirúrgica?

Endoscopio en simpatectomia
Imagen intraoperatoria con el sistema de endoscopia en posición
Esquema del sistema de trabajo
Imagen intraoperatoria con el sistema de endoscopia en posición

Bajo anestesia general, la técnica consiste en la introducción de un fino endoscopio (un tubo) de 6mm de diámetro, conectado a una cámara de vídeo, a través de una pequeña incisión en la axila. Para evitar lesiones, el pulmón del mismo lado es colapsado. Ello se consigue con un tubo endo-traqueal especial con el que ventilamos selectivamente un pulmón u otro según se necesite.

Visión cadena simpática
El endoscopio es dirigido hacia la cabeza de la segunda y tercera costillas, en la parte posterior de la cavidad torácica. Una vez localizados los ganglios a destruir, y confirmada su ubicación, son destruidos con láser o con electrodos de electrocoagulación o mediante clips. Finalmente, tras retirar el endoscopio, el pulmón es re-expandido. En algunas ocasiones se coloca un fino tubo de drenaje a través de la incisión inicial.

 

Cadena simpática
Confirmación con Rx del nivel a intervenir
Identificación endoscópica cadena simpática
Confirmación con Rx del nivel a intervenir
Sección cadena simpática
Incisión única del abordaje en simpatectomía
Destrucción endoscópica cadena simpática
Incisión única del abordaje en simpatectomía

Transcurridos unos minutos el procedimiento se repite en el otro lado.

¿Cómo es el post-operatorio?

Incisión simpatectomía endoscópica

A las 6 horas de la intervención el paciente puede empezar a ingerir alimentos y sentarse en cama. Se le instará a que realice ejercicios respiratorios, con inspiraciones profundas, para favorecer la correcta expansión pulmonar. Habitualmente el paciente recibe el alta hospitalaria al día siguiente. Si se han colocado drenajes, a las 24 horas de la intervención el paciente puede deambular, retrasando el alta hasta 24 horas después de retirado el drenaje.

Los puntos de sutura son internos, por lo que no se ven ni han de ser retirados.

Cicatriz del abordaje endoscópico con un único punto de entrada

¿Cuáles son las complicaciones?

Las complicaciones intra-operatorias son muy raras, siendo las más importantes la acumulación de sangre o aire en la cavidad pleural. El tratamiento inicial consiste en mantener un drenaje pleural uno o más días.

¿Qué resultados se obtienen?

Los resultados se ven desde inmediatamente después de la intervención con sequedad completa de las manos y de aproximadamente un 80% en las axilas. Cuando la sudoración excesiva no se corrige del todo, suele ser por haber quedado algunas fibras sin destruir, a veces procedentes variantes anatómicas de la cadena simpática. Esto se puede corregir repitiendo la operación (pero es algo excepcional).

Las recidivas si bien son posibles son muy raras.

Pre-operatorio hiperhidrosis palmar
Postoperatorio hiperhidrosis palmar
Estado antes de la intervención
Estado después de la intervención

Como efectos secundarios el más habitual es un aumento de la sudoración en otras partes del cuerpo (pecho, espalda, nalgas, muslos). Se puede reducir controlando la extensión de la simpatectomía o haciendo una simpatectomía supraselectiva. En esta técnica no se lesionan los ganglios ni la cadena simpática sino los rami-comunicantes. El procedimiento es mucho más selectivo y reduce al mínimo la hiperhidrosis compensatoria. Es especialmente útil en los casos de mayor hipersudoración en los cuales es de esperar un aumento de la sudoración en el tórax y abdomen al eliminar la sudoración en manos y axilas. Nuestro grupo ha sido pionero en la introducción de esta mejora técnica.

Simpatectomia toracica supraselectiva
Simpatectomía torácica superior endoscópica supraselectiva

Sin embargo, también es muy común una reducción moderada en la sudoración de los pies.

En casos seleccionados se puede llevar a cabo el procedimiento mediante radiofrecuencia, de forma percutánea, esto es con agujas. El procedimiento es ambulatorio y se lleva a cabo bajo anestesia local y sedación. Sus resultados son inicialmente buenos, pero con frecuencia vuelve la sudoración con el tiempo, si bien no al mismo nivel que antes. Ello se debe a que la cadena simpática no ha sido destruida y eliminada, sino solo bloqueada mediante una quemadura con radiofrecuencia, por lo que los nervios simpáticos vuelven a crecer con el tiempo y con ello vuelve la sudoración. En manos y cara se utiliza en aquellos casos en los que la simpatectomía endoscópica ofrece algún riesgo o peligro especial (Testigos de Jehová, que no aceptan la posibilidad hipotética de una transfusión de sangre). Sin embargo es de mayor utilidad en el tratamiento de la hiperhidrosis plantar (de las plantas de los pies), donde los resultados no necesitan ser tan perfectos como en las manos y donde una pequeña cantidad de sudor es menos problema. Además la simpatectomía endoscópica lumbar es técnicamente mucho más compleja. La simpatectomía lumbar percutánea también puede utilizarse en casos de problemas vasculares de los miembros inferiores (diabetes, patología vascular, …) y también en casos de dolor neuropático.

Simpatectomía torácica percutánea mediante radiofrecuencia
Simpatectomía torácica percutánea mediante radiofrecuencia
Simpatectomía torácica percutánea mediante radiofrecuencia
Simpatectomía torácica percutánea mediante radiofrecuencia
Simpatectomía lumbar percutánea mediante radiofrecuencia
Simpatectomía lumbar percutánea mediante radiofrecuencia
Simpatectomía lumbar percutánea mediante radiofrecuencia
Simpatectomía lumbar percutánea mediante radiofrecuencia
Situación pre-operatoria en simpatectomía lumbar percutánea
Situación post-operatoria en simpatectomía lumbar percutánea
Situación pre-operatoria en simpatectomía lumbar percutánea
Situación post-operatoria en simpatectomía lumbar percutánea

EN RESUMEN

La simpatectomía torácica superior selectiva vía endoscópica es una técnica sencilla y altamente eficaz en el tratamiento de la hiperhidrosis palmar.

La técnica que utilizamos, con una única incisión por cada lado a operar, la hace incluso menos agresiva, más tolerable y estéticamente muy aceptable.

La simpatectomía percutánea por radiofrecuencia es posible pero sus resultados son inferiores a los de la simpatectomía endoscópica.

¿Cómo solucionar mi caso?