Tumores nervios perifericos

Tumor-nervio-tibial-posterior

Suele tratarse de tumores benignos, pero en algunos casos pueden ser malignos. En los primeros se intenta extirpar el tumor dañando lo menos posible el nervio del cual se originan. En los segundos se suele requerir extirpaciones amplias no solo del tumor sino de todos los tejidos vecinos. Una vez extirpado el tumor, en los benignos no suele ser necesario más tratamiento, a no ser que el nervio origen del tumor quede muy dañado. En los malignos siempre se requerirá la reparación del nervio mediante injertos nerviosos o mediante transferencias nerviosas.

 

¿Cómo solucionar mi caso?