SACRO-ILEITIS CRONICA: TTO CON RADIOFRECUENCIA Y CON ARTRODESIS (testimonios)

¿QUÉ ES LA ARTICULACIÓN SACRO-ILÍACA?

Es el puente entre la pelvis y la columna vertebral. Esta articulación une al hueso ilíaco (parte superior de la pelvis) por su lado externo y al sacro (parte inferior de la columna vertebral) por su lado interno. Transmite el peso desde la parte superior del cuerpo hasta las piernas. Está sujeta por un conjunto muy sólido de ligamentos y tiene un rango de movimiento muy escaso. Se relaja durante el embarazo, facilitado el parto. Su degeneración es una de las principales causas de dolor lumbo-sacro.
Articulación sacro-ilíaca

SÍNTOMAS DE PROBLEMAS EN LA ARTICULACIÓN SACRO-ILÍACA

  • Dolor intenso en un lado de la pelvis o arriba de la cadera.
  • Incapacidad para sentarse a causa del dolor o sentarse de lado debido al dolor en el otro lado.
  • Dolor recurrente en región lumbar baja o en pelvis después de una intervención quirúrgica de fusión lumbar.

Los síntomas de una articulación sacro-ilíaca dolorosa pueden ser fácilmente confundidos con problemas en la columna lumbar y esto es un problema porque el tratamiento es diferente.

El dolor de la articulación sacro-ilíaca puede ser sordo, constante, intenso, crónico y debilitante y puede irradiar a toda la región lumbar baja. Con frecuencia resulta difícil de diagnosticar dado lo inespecífico de los síntomas. Estos síntomas pueden incluir un malestar local, dolor en la región lumbar baja y/o en la nalga. Suele ser más intenso por la mañana temprano al levantarse de la cama y tras estar sentado/a un rato.

CAUSAS DE LA LESIÓN DE LA ARTICULACIÓN SACRO-ILÍACA

  • Un traumatismo o una caída.
  • Durante el embarazo, aunque este tipo generalmente se resuelve espontáneamente tras el parto.
  • En los pacientes que han sido sometidos a intervenciones quirúrgicas previas en la columna lumbar, ya que algunas intervenciones como las fusiones lumbares pueden hacer que se deteriore la articulación sacro-ilíaca.

Se estima que el dolor de la articulación sacro-ilíaca afecta hasta a un 30% de los pacientes que sufren dolor en región lumbar.

DIAGNOSTICO

Infiltración de la articulación sacro-ilíaca
A parte de la sintomatología clínica y del exámen físico, se confirma con una infiltración de la articulación sacro-ilíaca.
Infiltración de la articulación sacro-ilíaca

TRATAMIENTO

En algunos casos el dolor desaparece después de unos meses con tratamiento conservador (reposo en cama, medicamentos anti-inflamatorios,…). En otros, el dolor se vuelve crónico (dura más de seis meses) y puede llegar a requerir tratamientos más agresivos. En estos casos rebeldes la denervación mediante radiofrecuencia de la articulación sacro-ilíaca es una alternativa. Si la denervación no es efectiva, otra opción es la fusión quirúrgica.

La fusión quirúrgica puede llevarse a cabo a cielo abierto o mediante técnicas percutáneas. En este segundo caso se reduce de forma marcada el tamaño de la herida quirúrgica y con ello el dolor tras la intervención y se acelera la recuperación tras la intervención.

Artrodesis bilateral de la articulación sacro-ilíaca mediante cilindros de titanio
Incisiones para artrodesis bilateral de la articulación sacro-ilíaca mediante cilindros de titanio
Artrodesis bilateral de la articulación sacro-ilíaca mediante cilindros de titanio
Incisiones para artrodesis bilateral de la articulación sacro-ilíaca mediante cilindros de titanio
Artrodesis percutánea de la articulación sacro-ilíaca izquierda mediante tornillos de titanio
Incisión para artrodesis percutánea de la articulación sacro-ilíaca derecha mediante tornillos de titanio
Artrodesis percutánea de la articulación sacro-ilíaca izquierda mediante tornillos de titanio
Incisión para artrodesis percutánea de la articulación sacro-ilíaca derecha mediante tornillos de titanio

Artrodesis-sacro-iliaca-cicatrizEl resultado estético es excelente y la recuperación muy rápida, incluso si se intervienen lo dos lados en el mismo procedimiento qurúrgico.

Si desea ver el procedimiento quirúrgico, puede verlo en este link.