Clínica Neuros

español
ingles
francés
aleman
holandes
sueco
noruego
italiano
ruso
árabe
chino
PATOLOGIAS Y TRATAMIENTOS
Inicio » Sindrome del piriforme

SÍNDROME DEL PIRIFORME (testimonios)

¿Qué es el síndrome del piriforme?

Esquema de las relaciones anatómicas entre el nervio ciático y del músculo piriforme
Es un trastorno muy raro en el cual el nervio ciático se ve comprimido por el músculo piriforme. Este es un pequeño músculo de forma piramidal y oblicua situado profundamente en la nalga, que discurre entre el fémur y el hueso ilíaco. Interviene en la rotación externa de la cadera. Puede ser la causa de dolor severo del nervio ciático y de discapacidad, sobre todo si no se diagnostica pronto. La compresión del nervio ciático por otras causas (por ejemplo, una hernia discal lumbar) es mucho más frecuente que el síndrome del piriforme.
Esquema de las relaciones anatómicas entre el nervio ciático y del músculo piriforme
 

¿Qué causa el síndrome del piriforme?

  • Permanecer sentado por períodos de tiempo prolongados

  • Permanecer sentado con una cartera grande en el bolsillo de atrás del pantalón

  • Movimientos repetitivos hacia delante

  • Correr

  • Andar en bicicleta

  • Rigidez en la articulación sacroilíaca

  • Pie en pronación forzada

  • Neuroma de Morton (en el pie)

  • Traumatismos

  • Por hipertrofia del músculo piriforme debido a sobreutilización.

    Aproximadamente la mitad de los casos del síndrome del piriforme se deben a traumatismos y el resto se presentan de forma espontánea.

Síntomas

Distribución del dolor en el síndrome del músculo piriforme

Cursa con un dolor que es similar al de la ciática por otras causas. El dolor se inicia en la nalga y puede irradiarse a lo largo de la pierna por la parte posterior del muslo y la pantorrilla hasta llegar al pie. Los pacientes pueden notar hormigueo, entumecimiento y quemazón, así como falta de fuerza y debilidad. El dolor suele empeorar al sentarse o con actividades que presionen el piriforme contra el nervio ciático, tales como correr, andar en bicicleta o montar a caballo.

No suele acompañarse de dolor lumbar.

Diagnóstico

Se hace generalmente a través del examen físico. Algunos tests pueden provocar dolor ciático, indicando la presencia del síndrome, sobre todo la rotación interna de la cadera con la rodilla en extensión completa. El pie en el lado afecto suele doler cuando el paciente se acuesta sobre la espalda (¡y por lo tanto se apoya sobre sus nalgas!).

En el examen de RM es posible ver el nervio ciático con edema al cruzar por debajo del músculo piriforme.

 

Para confirmar el diagnóstico puede ser necesaria la práctica de una electromiografía (test consistente en colocar unas agujas en la pierna y estudiar la transmisión de la corriente eléctrica a lo largo del nervio).

Tratamiento

El de inicio es el conservador, con aplicación de hielo y evitando las actividades que desencadenan el dolor. El tratamiento con ultrasonidos puede se de utilidad para reducir la inflamación en la zona. Tambien pueden ser de utilidad los ejercicios de estiramiento para el músculo piriforme, junto con los tendones y los músculos de las caderas, que ayudarán a incrementar el rango de movimiento y disminuir el dolor del nervio ciático.

Si todos estos tratamientos son infructuosos se puede intentar la inyección de toxina botulínica en el músculo piriforme. En caso de no obtener un buen resultado, se recomienda la intervención quirúrgica con la extirpación del músculo piriforme o de la banda fibrosa causante del problema.

Tracto fibroso en síndrome piriforme
Sección tracto fibroso en síndrome del músculo piriforme
Tracto fibroso causante del síndrome del músculo piriforme
Sección tracto fibroso en síndrome del músculo piriforme

 

¿Cómo solucionar mi caso?