OSTEOPOROSIS

¿QUÉ ES LA OSTEOPOROSIS? 

Evolución osteoporosis columna vertebral
Es una disminución de la masa ósea, lo cual lo debilita los huesos al punto que pueden fracturarse ante un traumatismo mínimo (pequeñas caídas, un tropezón).  Es la enfermedad ósea más común en los países desarrollados. Las muñecas, las caderas y la columna vertebral presentan el mayor riesgo de fracturas osteoporóticas. A menudo estas fracturas son la primera señal de la osteoporosis. La fractura de las vértebras provoca dolor de espalda, encorvamiento de la misma (que llega a la joroba) y pérdida de altura. La fractura de cadera es muy dolorosa, requiere una intervención quirúrgica y se asocia con una pérdida importante de la independencia y de la calidad de vida. Desgraciadamente, cuando se produce una fractura osteoporótica la pérdida de masa ósea ya es muy importante, por lo que es conveniente prevenir la osteoporosis mucho antes.
Evolución de la osteoporosis vertebral
 

¿A QUIÉN AFECTA? 

En las mujeres empieza habitualmente después de la menopausia y progresa poco a poco con el paso de los años. En los hombres el proceso se inicia 10 años más tarde que en las mujeres. De los pacientes con osteoporosis clínica el 80 por ciento son mujeres, y el 20% restante  hombres. 

FACTORES DE RIESGO

  • Edad. A partir de los 50 años de edad cada año existe una pérdida de un  0.5% de masa ósea (tanto hombres como mujeres, pero en los hombres se retrasa 10 años con respecto a las mujeres). 

  • Genéticas. Entre los familiares de un paciente con osteoporosis existe un aumento del riesgo de desarrollar ésta enfermedad de un 50-80%. 
  • Sexo. La osteoporosis afecta mucho antes y de forma mucho más severa a las mujeres que a los hombres. La fractura osteoporótica afecta a una de cada dos mujeres y a uno de cada ocho hombres. En las mujeres la pérdida de masa ósea es mucho mayor tras la menopausia, perdiendo en los primeros 5-7 años el 3% de su masa ósea cada año. Esta pérdida de masa ósea post-menopáusica puede reducirse con ejercicio físico regular, medicación y terapia de reposición hormonal. 
  • Bajo peso corporal.
  • El alcohol, el tabaco, la cafeína y la teína.
  • Dieta pobre en calcio y vitamina D.
  • Sedentarismo
  • Aumenta con algunas enfermedades crónicas (artritis reumatoide, hipertiroidismo, insuficiencia renal, …).
  • Aumenta con algunas medicaciones, sobre todo con los corticoides, los anti-inflamatorios o con los anti-agregantes.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA? 

Hueso osteoporótico
La sospecha clínica surge ante dolor en la región dorsal media (donde se abrocha el broche del sujetador de las señoras). Los estudios de radiología simple mostrarán huesos con menos densidad de lo adecuado. Para cuantificar cuanta masa ósea se ha perdido se requiere de una densitometría ósea. Las fracturas osteoporóticas se ven en estudios de radiología simple. La RM nos permitirá ver mejor la fractura y si hay signos de edema, indicando que la fractura es reciente y que es la causa del dolor.
Hueso osteoporótico
 

¿QUÉ DEBO HACER SI TENGO OSTEOPOROSIS?

  • No fume, el tabaco aumenta la osteoporosis, sobre todo en mujeres.
  • Si bebe alcohol hágalo con moderación.
  • Procure hacer ejercicio moderado cada día dentro de sus posibilidades: camine al menos una hora al día, haga gimnasia, natación, etc.
  • Siga una alimentación variada y no deje de tomar productos lácteos (leche, yogur o queso) cada día.
  • Tome el sol (siempre es mejor el de primera hora de la mañana) al menos 10 minutos en cara y antebrazos todos los días.
  • Recuerde tomar correctamente la medicación que le ha prescrito el médico y no olvidar los controles periódicos.

¿QUÉ TRATAMIENTOS EXISTEN? 

La clave del tratamiento de la osteoporosis está  en prevenir o retrasar la pérdida de masa ósea. Lo primero es corregir todos los factores de riesgo. Esto incluye una ingesta adecuada de calcio y vitamina D (con la dieta o con suplementos) y ejercicio físico regular.  El aporte de calcio y vitamina D en la dieta se consigue tomando más productos lácteos desnatados (¡no hay que perder de vista el colesterol!) tales como queso, mantequilla, leche y yogur. Algunas verduras tales como brócoli, col, mostaza, nabo y bok choy (berza china) también son una excelente fuente de calcio. La vitamina D se encuentra en el pescado, las ostras, los cereales enriquecidos y especialmente en los champiñones. El ejercicio físico regular es indispensable (andar todos los días un rato, nadar o ir al gimnasio. Hay que dejar de tomar cafeína y té, dejar de fumar y reducir la ingesta de alcohol.

MEDICACIÓN 

Los medicamentos disponibles incluyen los estrógenos,  el alendronato, el resindronato, el raloxifeno y la calcitonina. Su médico le indicará si debe tomar alguno de ellos y en que cantidad debe hacerlo. La dosis recomendada de Acrel® (risedronato sódico) es de un comprimido de 35mg, una vez a la semana, administrado por vía oral. Es importante seguir las siguientes instrucciones de uso:

  • Elija el día de la semana que le resulte más cómodo para tomarlo, ya que deberá tomar el comprimido el mismo día de cada semana.

  • Al levantarse por la mañana, y antes de ingerir cualquier otro alimento o bebida, tómelo en posición erguida, ya sea sentada o de pie, un comprimido de risedronato sódico con un vaso de agua del grifo (no mineral). El comprimido debe tragarse entero, sin masticar y sin permitir que se deshaga en la boca.
  • Empiece sus actividades diarias, no se acueste y no coma ni beba nada durante los siguientes 30 minutos. No debe tomar ningún otro medicamento durante ese tiempo.
  • Si ha olvidado tomar su comprimido de risedronato sódico 35mg por la mañana, tómese el comprimido en el momento en que se acuerde y continúe con otro comprimido a la semana siguiente, el día que normalmente toma su comprimido. No tome dos comprimidos en un mismo día.

Si hay fracturas osteoporóticas será necesario tratarlas con una vertebroplastia o una cifoplastia percutáneas, según el caso.

¿Cómo solucionar mi caso?