Clínica Neuros

español
ingles
francés
aleman
holandes
sueco
noruego
italiano
ruso
árabe
chino
PATOLOGIAS Y TRATAMIENTOS
Inicio » Hernia discal cervical

HERNIA DISCAL CERVICAL (Testimonios)

¿Qué es una hernia discal cervical?

Hernia discal cervical
Los discos son estructuras que existen entre cada dos vértebras y que sirven para permitir los movimientos de la columna vertebral. Cuando los discos degeneran por la edad o por los esfuerzos repetidos, se fisura su capa más externa o ánulus, con lo que su contenido o núcleo pulposo puede llegar a salirse de su localización normal, dando lugar a lo que se conoce como hernia de disco. Al salirse puede comprimir estructuras nerviosas tales como las raíces de los nervios o la médula espinal. Aunque los discos están por toda la columna, las hernias de disco se localizan sobre todo en el cuello (cervicales) y región en la región lumbar.
Hernia discal cervical
 

¿Qué es la espondilosis cervical?

Hernia cervical dura a nivel cervical por osteofito provocando compresión de una raíz nerviosa
Es una degeneración o artrosis de las articulaciones que hay entre las vértebras cervicales, incluido el disco, por pequeños traumatismos repetidos, enfermedades reumáticas o por la edad. Esta degeneración se manifiesta por rugosidades, picos u osteofitos, que se pueden comportar de la misma forma que la hernia discal, esto es comprimiendo la médula espinal y/o las raíces nerviosas. Las hernias discales son más blandas y los osteofitos de la espondilosis son más duros. Sin embargo muchas veces se asocian en el mismo enfermo.
Hernia cervical dura a nivel cervical por osteofito provocando compresión de una raíz nerviosa
 

¿Qué síntomas pueden producir?

Áreas de dolor y falta de sensibilidad en hernia discal cervical
Varía mucho de unos pacientes a otros, desde molestias mínimas hasta parálisis para caminar. Cuando las hernias de disco cervicales comprimen la raíz de un nervio típicamente producen dolor en el cuello, tortícolis, dolor y/o acorchamiento en brazos, manos y dedos y, mareos y, en ocasiones, pérdida de fuerza y sensibilidad en los brazos. Más raro es que compriman la médula y causen trastornos en miembros inferiores (que afectan a la marcha), y en los esfínteres (que pueden producir dificultades para controlar la orina).
Áreas de dolor y falta de sensibilidad en hernia discal cervical
 
Hernia discal cervical con compresión radicular y dolor en miembro superior
Hernia discal cervical con compresión de la médula espinal cervical y parálisis en miembros inferiores
Hernia discal cervical con compresión radicular y dolor en miembro superior
Hernia discal cervical con compresión de la médula espinal cervical y parálisis en miembros inferiores

¿Cómo se diagnostica?

Imágen en RM de hernia discal cervical con compresión medular
Sobre todo por los síntomas y el examen neurológico. La espondilosis se diagnostica con las radiografías simples y la TAC. Con la Resonancia Magnética (RM) se hace un diagnóstico más preciso, sobre todo de la hernia de disco y de las estructuras a las que puede afectar. A veces se utiliza la electromiografía para ver cuál es el nervio afectado y cuál es la gravedad de la lesión.
Imágen en RM de hernia discal cervical con compresión medular
 

¿Cuándo hay que operar?


El tratamiento con medicamentos y reposo es la solución en la mayor parte de los casos. Pasada la fase aguda está indicado el tratamiento con rehabilitación. Sin embargo, cuando la hernia de disco es muy grande, existe lesión de los nervios o no se mejora con el tratamiento médico, ni rehabilitador,  puede ser necesario el tratamiento quirúrgico.


¿Qué operaciones pueden hacerse en hernias de disco, o espondilosis cervical o ambas enfermedades?

 

Depende de cada caso y a veces de la experiencia de cada cirujano para que se elija una técnica por vía posterior o por vía anterior.

 

La vía anterior se hace mediante una operación a través de los pliegues de piel de la mitad derecha o izquierda y anterior del cuello. El objetivo de la operación es extraer el disco herniado y/o los osteofitos. Frecuentemente después de quitar el disco, se coloca una pieza de hueso u otro material (artrodesis anterior) para la falta de estabilidad entre los vértebras. Algunos cirujanos prefieren por esta vía quitar casi todo el cuerpo de las vértebras (corpectomía), y, tras colocar un injerto óseo, fijar las vértebras con placas de titanio, etc. En personas jóvenes con buenas facetas, es recomendable substituir el disco dañado por una prótesis discal. En las personas mayores con artrosis a ese nivel, si se coloca un disco protésico es habitual que quede dolor en el cuello y eso lo hace no recomendable para este grupo de edad.

Incisión quirúrgica para abordaje vía anterior de hernia discal cervical
Exposición de la columna vertebral en discectomía cervical vía anterior
Incisión quirúrgica para abordaje vía anterior de hernia discal cervical
Exposición de la columna vertebral en discectomía cervical vía anterior
Discectomía en hernia discal cervical vía anterior
Injerto óseo colocado substituyendo al disco extirpado
Discectomía en hernia discal cervical vía anterior
Injerto óseo colocado substituyendo al disco extirpado
Corpectomía cervical multinivel
Prótesis discal cervical
Corpectomía cervical multinivel
Prótesis discal cervical

La cirugía por vía posterior se hace a través de una incisión en la línea media posterior del cuello, se extirpa la parte posterior de una o varias vértebras (laminectomía) y se elimina la compresión a los nervios o a la médula espinal. Otra opción por vía posterior es utilizar una técnica mínimamente invasiva y a través de una incisión de 16mm extraer el disco herniado sin tocar las apófisis espinosas ni las láminas. Al retirarse la hernia se va el dolor del miembro superior, pero con el tiempo puede haber dolor de cuello.

Incisión cutánea para abordaje vía posterior de hernia discal cervical
Punto de resección ósea en abordaje vía posterior a hernia discal cervical
Incisión cutánea para abordaje vía posterior de hernia discal cervical
Punto de resección ósea en abordaje vía posterior a hernia discal cervical
Foraminotomía via posterior hernia discal cervical Extirpación vía posterior hernia discal cervical
Exposición hernia discal cervical
Extirpación hernia discal cervical


¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes y las más graves?


Las más frecuentes son las molestias en el cuello y dolor al tragar. Estas molestias suelen ceder con el tiempo y suelen controlarse bien con medicamentos. Más raramente pueden producirse problemas con los injertos óseos o prótesis discales que se colocan entre las vértebras, infecciones de la herida y las derivadas de cualquier anestesia general. Las complicaciones más graves que se han descrito, aunque excepcionales, son las que se deben a lesión de las estructuras vecinas a la columna cervical (médula espinal, esófago y tráquea), que pueden desencadenar la parálisis de uno o más miembros. Aunque es raro, también puede dañarse el nervio de una cuerda vocal.


¿Cuál es el postoperatorio normal y el tratamiento después del alta?

 

En la vía anterior, en general, después de la operación, el paciente puede levantarse al día siguiente llevando un collarín cervical. El mayor dolor procede de la zona donante del injerto en la cresta ilíaca, si es que se ha utilizado.

En la vía posterior el dolor es mayor debido al mayor daño muscular para el abordaje quirúrgico, a no ser que se utilice técnica de cirugía mínimamente invasiva.

 

¿Cómo solucionar mi caso?