FRACTURAS OSTEOPORÓTICAS (testimonios)

Evolución de la osteoporosis de la columna vertebral
La columna vertebral está formada por huesos llamados vértebras que están dispuestos, uno encima de otro, y que se encargan de la protección de la médula espinal. Al igual que con cualquier hueso, la vértebra tiene una cubierta exterior llamada hueso cortical que es duro y fuerte. El interior de la vértebra es de un tipo suave, esponjoso, que se llama hueso esponjoso. Cuando este hueso esponjoso se convierte más y más débil se dice que existe osteoporosis. Se caracteriza por una reducción de la masa ósea dejando los huesos frágiles y susceptibles a la fractura de forma espontánea o tras un traumatismo mínimo. Dado que la osteoporosis es una “enfermedad silenciosa“, muchos pacientes no son diagnosticados hasta que sufren una fractura. Estas fracturas son especialmente comunes en las caderas y en las vértebras. La osteoporosis puede prevenirse llevando un estilo de vida saludable, incluyendo una dieta rica en calcio, no fumar, limitar el consumo de alcohol y algunos medicamentos.
Evolución de la osteoporosis de la columna vertebral
 

Debemos recordar que:

  • Una de cada dos mujeres y uno de cada cuatro hombres mayores de 50 años tendrán una fractura relacionada con osteoporosis en el resto de su vida.

  • La osteoporosis es responsable de más de 1,5 millones de fracturas cada año, 700.000 de las cuales son fracturas vertebrales por compresión.

  • El 80% de los afectados por la osteoporosis son mujeres.


Para prevenir y tratar la osteoporosis se necesitan medicamentos, suplementos dietéticos y los cambios de estilo de vida. La prevención y el tratamiento de la osteoporosis, son vitales para reducir el riesgo de nuevas fracturas.

Pérdida de altura en osteoporosis
Una fractura por compresión del soma vertebral se produce cuando una vértebra se colapsa sobre sí misma debido al debilitamiento y adelgazamiento de los huesos de la columna vertebral. Estas fracturas se suelen producir dolor, discapacidad, pérdida de altura y disminución de la movilidad. También puede dar lugar a trastornos digestivos, pulmonares y del sueño.
Pérdida de altura en osteoporosis
 

La fractura de varias vértebras puede resultar en una curva en flexion o cifosis (joroba) en la columna vertebral. La presión anormal y la alineación de la columna vertebral puede causar dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad. Puede que sea difícil caminar o realizar actividades diarias normales. En casos extremos, la fractura puede llevar a complicaciones del sistema respiratorio al reducir la capacidad pulmonar.


¿Qué causa las fracturas vertebrales por compresión?

Son causadas por un traumatismo, la osteoporosis y los tumores (metástasis, sobre todo). La causa más común es la osteoporosis. Dado que en esta condición la densidad ósea se reduce, las fracturas por compresión de la columna vertebral pueden presentarse ante un traumatismo mínimo. Estas fracturas ocurren con más frecuencia en mujeres que ya están menopáusicas, pero también pueden presentarse en hombres de edad avanzada y en personas que han recibido corticoides durante mucho tiempo.

¿CÓMO SÉ SI TENGO UN fractura por compresión vertebral?

Los síntomas pueden incluir uno o más de los siguientes: dolor repentino en cinturón, limitación de la movilidad de la columna vertebral, pérdida de altura y un aumento del dolor al estar de pie parado o al caminar. En cualquier caso, se necesitaran algunos estudios radiológicos para confirmar el diagnóstico clínico.

Tratamiento de la fractura

Imagen de vertebroplastia en quirófano
Algunas fracturas son inestables, con presión de la médula espinal o de los nervios espinales. En esos casos, que son los menos, puede ser necesaria una intervención quirúrgica. La mayoría de las fracturas, sin embargo, son estables y se tratan mediante medidas conservadoras, tales como medicamentos para el dolor (analgésicos), ortesis (faja, corsé), o reposo prolongado en cama. Sin embargo, no eliminan el dolor ni los problemas derivados de los medicamentos y de la inactividad.
Imagen de vertebroplastia en quirófano
 

La cirugía abierta es un procedimiento altamente invasivo y difícil en el tratamiento de hueso osteoporótico. Se requiere de una larga estancia hospitalaria y de rehabilitación post-operatoria. Alternativamente, un procedimiento mínimamente invasivo, llamado vertebroplastia, es lo que habitualmente se lleva a cabo. El procedimiento se realiza generalmente en una sala de radiología o en el quirófano. Se utiliza un anestésico local para insensibilizar el área a tratar y evitar el dolor y un sedante suave para aumentar la comodidad del paciente durante el procedimiento. Ocasionalmente, algunos pacientes requieren anestesia general. A través de una puntura (pinchazo) y guiados por rayos X, se pasa una aguja a través de los músculos de la columna vertebral hasta que su punta se coloca dentro del cuerpo vertebral está fracturado. A través de la aguja se inyecta cemento acrílico y rellena los espacios vacíos existentes en el hueso dañado. A medida que el cemento se endurece se estabiliza la fractura. El cemento inyectado alivia el dolor al estabilizar la vértebra fracturada.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS?

El alivio del dolor suele ser inmediato y la mayoría de los pacientes muestran un importante nivel de alivio del dolor dentro de las 24 horas después del procedimiento. Después de unos pocos días, muchos pacientes son capaces de reducir significativamente su dosis de medicamentos para el dolor e incluso pueden llegar a quedar libre de síntomas. Además, el 75% de los pacientes a recuperar la movilidad perdida y se vuelven más activos, lo cual ayuda a combatir la osteoporosis.

¿CUÁLES SON LOS POSIBLES RIESGOS Y COMPLICACIONES?

Incluso con un procedimiento mínimamente invasivo que hay riesgos y complicaciones potenciales de los cuales debe tener en cuenta. Las complicaciones son raras, pero pueden ocurrir.

¿Cómo solucionar mi caso?