Clínica Neuros

español
ingles
francés
aleman
holandes
sueco
noruego
italiano
ruso
árabe
chino
PATOLOGIAS Y TRATAMIENTOS
Inicio » Discopatia degenerativa

DISCOPATÍA DEGENERATIVA (testimonios)

Discopatía degenerativa lumbar
La discopatía degenerativa se produce cuando los discos, los "amortiguadores" cartilaginosos que existen entre los huesos de la columna vertebral, sufren un proceso de degeneración que les hace perder altura e hidratación. Ello hace que el disco no funcione adecuadamente y que, generalmente, provoque dolor. Se presenta de forma natural en la mayoría de las personas con el paso de los años y es parte del proceso de envejecimiento. Sin embargo, se puede ver potenciado por la actividad laboral o deportiva ante el aumento de cargas de forma repetitiva.
Discopatía degenerativa lumbar
 
Espondilosis lumbar con hipertrofia de las carillas articulares
La espondilosis, por el contrario, es cuando se hipertrofia el hueso de las vértebras y se reduce el espacio para la médula espinal y sus raíces.
Espondilosis lumbar con hipertrofia de las carillas articulares (flechas rojas)
 

Con el paso de los años, ambos procesos se dan de forma conjunta, pero distintas patologías pueden hacer que un proceso esté más adelantado que el otro. La degeneración discal, por su parte, produce pérdida de altura del disco intervertebral, con lo cual se reduce el paso para las raíces nerviosas, que escapan lateralmente por los agujeros de conjunción. Ello puede provocar compresión de las raíces y desencadenar dolor en los miembros inferiores además del dolor lumbar.


¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA DEGENERACIÓN DISCAL?


La degeneración discal es parte del proceso de envejecimiento, pero existen una serie de causas que pueden acelerar el proceso y hacer que una persona relativamente joven presente una degeneración discal avanzada:

  • Predisposición genética: algunas familias presentan degeneración discal más precozmente.

  • Obesidad: el sobrepeso provoca desgaste acelerado de los discos intervertebrales.

  • Falta del ejercicio físico: provoca debilidad de la musculatura erectora del tronco y de la pared abdominal y con ello mayor sobrecarga de peso sobre la columna vertebral.

  • Actividad laboral con el levantamiento repetitivo de pesos (sobre todo en malas posturas), estar sentado por periodos prolongados, y la exposición a una vibración continuada (típicamente el martillo neumático).

  • Tabaco: el monóxido de carbono del tabaco daña el metabolismo del disco intervertebral. El daño es proporcional al número de cigarrillos que se fuman al día.

  • Traumatismos: las intervenciones previas de la columna vertebral y los accidentes de tráfico, laborales o por caídas casuales, provocan la degeneración del disco. Típicamente el disco por encima y por debajo de una zona artrodesada (fusionada)  se degenera con el paso de los años al presentar más requerimientos mecánicos.

SINTOMAS


La degeneración discal no siempre provoca dolor. El dolor discogénico suele ser dolor lumbar o cervical. Si la degeneración discal provoca compresión radicular puede haber dolor en los miembros.

 

OPCIONES DE TRATAMIENTO


Tratamientos conservadores: son la fisioterapia, la medicación analgésica y anti-inflamatoria, las inyecciones epidurales de cortisona y la inmovilización en cama y con un lumbostato u ortesis y la ozonoterapia. El objetivo del tratamiento no es solo eliminar el dolor temporalmente, sino poder volver a llevar a cabo una vida normal, incluyendo volver al trabajo previo. Cuando los síntomas no mejoran en un plazo de 6 a 12 semanas, se deben considerar opciones quirúrgicas.

Normal y laminectomía lumbar
Laminectomía: consiste en retirar la parte posterior de la vértebra o lámina (hay dos, una a cada lado) para con ello aliviar la compresión de la médula espinal y sus raíces. Requiere de incisiones relativamente grandes y provoca inestabilidad de la columna si no se hace con especial cuidado. Mejora la compresión radicular y con ello el dolor del miembro inferior, pero no el dolor lumbar. En el mejor de los casos no provoca dolor lumbar, pero no alivia en absoluto el dolor de la discopatía degenerativa.
A la izquierda columna normal, a la derecha, laminectomía
 
Discectomía lumbar
Discectomía: consiste en la extirpación del interior del disco intervertebral para aliviar la presión que existe sobre las raíces nerviosas. Suele empeorar el dolor lumbar, si no inicialmente, sí con el paso de los años. La microdiscectomía es el mismo procedimiento, pero al ser llevado a cabo con microscopio o con endoscopio, reduce el tamaño de la incisión en la piel y los músculos. El resultado es una recuperación más rápida del enfermo, pero los resultados a largo plazo son similares a la discectomía (también alivia el dolor del miembro inferior pero, a la larga, empeora el dolor lumbar).
Discectomía lumbar
 
Artrodesis postero-lateral
Fusión vertebral: consiste en la unión de una o más vertebral para eliminar la movilidad de la zona de la columna vertebral que provoca dolor. Se emplea en casos de hernia discal o cuando existe inestabilidad de un segmento de la columna vertebral. Para ello se colocan unos tornillos en las vértebras que se conectan con barras metálicas y se colocan injertos de hueso para que el proceso natural cree un callo óseo que fusione las vertebras inmovilizadas por el andamiaje metálico (tornillos y barras). Hay que recordar que la finalidad es conseguir la fusión ósea y que el tabaco bloquea ese proceso. Por lo tanto, si fuma, déjelo completa y radicalmente. La fusión puede llevarse a cabo vía posterior o artrodesis postero-lateral o vía anterior (a través del tórax o del abdomen). Actualmente se han desarrollado técnicas de fusión vertebral mínimamente invasivas para reducir el trauma de la intervención quirúrgica y con ello acelerar la recuperación y la vuelta al trabajo.
Artrodesis lumbar postero-lateral
 
Prótesis lumbar L4-L5 más ALIF L5-S1
Prótesis discal: Es una técnica quirúrgica que reemplaza el centro o núcleo pulposo o todo el disco con un material artificial. La recuperación es más rápida y con menos dolor que las técnicas de artrodesis pero requiere intervenir a través del abdomen. Al no tocarse los músculos de la columna vertebral, la recuperación relativamente rápida.
Prótesis discal L4-L5 más artrodesis intersomática vía anterior L5-S1
 

 


RIESGOS QUIRÚRGICOS

 

Los riesgos de cualquier intervención quirúrgica son los de infección, hemorragia y lesión nerviosa. En las vías posteriores el principal riesgo son las lesiones radiculares y en la vía anterior las lesiones a los grandes vasos y la eyaculación retrógrada (solo en varones). Hable con nosotros para asegurarse de que ha comprendido los riesgos específicos de su caso y los beneficios del tratamiento que le ha sido recomendado.

 

¿Cómo solucionar mi caso?