ANTI-INFLAMATORIOS NO ESTEROIDEOS

Como parte del tratamiento para su problema se le ha recomendado que tome medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos. Por favor, lea atentamente esta información a fin de obtener el mayor beneficio posible y correr el menor riesgo posible. Si usted tiene alguna pregunta, consultenos. Mantenga éste y todos los otros medicamentos fuera del alcance de los niños.

Los anti-inflamatorios no esteroideos se utilizan para tratar el dolor y la inflamación.

  • No tome estos medicamentos si alguna vez ha tenido alguna reacción alérgica o inusual a la aspirina, a los anti-inflamatorios no esteroideos o cualquier otro medicamento utilizado para tratar el dolor, fiebre, inflamación o artritis.

  • Asegúrese de que el medicamento que va a tomar es compatible con cualquier otro medicamento que ya esté tomando y si tiene alguna duda, consúltenos.
  • Consultenos si está embarazada, tiene intención de quedarse embarazada o están dando de mamar. Algunos de estos medicamentos pasan a la leche materna y pueden tener efectos en el recién nacido.
  • Notifíquenos si tiene cualquier sangrado o problemas de coagulación sanguínea.
  • Si tiene antecedentes de hemorragia gastrointestinal o úlcera, consultenos antes de tomar éstos medicamentos. Recuerde que, como norma, deben tomarse acompañados de un protector gástrico y con el estómago lleno.

¿CÓMO UTILIZAR LOS ANTI-INFLAMATORIOS NO ESTEROIDEOS?

Gastritis medicamentosa
  • Tómelos con los alimentos y  un vaso lleno de agua. Puede tomarlos con antiácidos o mejor todavía, con un vaso de leche.

  • Tómelos sólo para el período de tiempo que se le ha prescrito.
  • Si olvida una dosis, tómela tan pronto como sea posible con alimentos y agua o leche. Si ya casi es hora para la siguiente dosis, no tome la dosis olvidada y vuelva a su horario regular. NO tome una dosis doble.
Gastritis por ingesta de anti-inflamatorios
 

Precauciones al usar anti-inflamatorios no esteroideos:

  • No los tome durante períodos prolongados (meses), y asegúrese de tener revisiones regulares con nosotros.

  • Avisenos si consume regularmente bebidas alcohólicas. Las dosis de sus medicamentos pueden necesitar ser modificadas.
  • Los efectos secundarios pueden ser graves (úlceras de estómago sangrantes) hasta el punto de llegar a poner en riesgo la vida y pueden ocurrir sin previo aviso.
  • No tome otros anti-inflamatorios no esteroideos a excepción del que se le ha prescrito. La ingesta diaria de dosis bajas de aspirina para la prevención de la enfermedad cardiovascular suele ser aceptable.
  • Los anti-inflamatorios no esteroideos también pueden afectar a otras patologías tales como presión arterial alta, patologías renales, asma y otros. Asegúrese de informarnos acerca de todas sus problemas médicos y TODOS los medicamentos que toma (con receta o sin ella, incluyendo vitaminas, hierbas y compuestos homeopáticos) antes de tomar este nuevo medicamento.

POSIBLES EFECTOS ADVERSOS

El ardor de estómago es un efecto secundario común ante la ingesta de anti-inflamatorios
Hay una serie de problemas leves que pueden verse asociados al uso de anti-inflamatorios no esteroideos. Las náuseas, la indigestión o el ardor de estómago son comunes y con frecuencia se pueden prevenir tomando el medicamento con el estómago lleno de agua. Otros efectos secundarios incluyen diarrea, mareo y/o somnolencia. Estos efectos secundarios leves suelen ser transitorios en general. Sin embargo, si continúan o son molestos, consulte con nosotros y deje de tomar el medicamento.
El ardor de estómago es un efecto secundario común ante la ingesta de anti-inflamatorios
 

Aunque son raros, los efectos secundarios graves pueden ocurrir y afectar a varios órganos y sistemas. Debe de dejar de tomar inmediatamente el medicamento y consultar con nosotros si usted nota cualquiera de los siguientes:

Úlcera de estómago y/o de duodeno con la ingesta de anti-inflamatorios
  • Náusea, ardor de estómago o dolor abdominal.

  • Heces con sangre o color negro.
  • Vómito con sangre o material que se parece a poso de café.
  • Sangrados de nariz recurrentes, sangrado de la boca o de las encías o sangrado inusual.
  • Urticaria o hinchazón de la cara, párpados, boca, labios o lengua.
  • Falta de aliento o dificultad para respirar.
  • Opresión o dolor en el pecho.
  • Aumento de peso súbito e inexplicable.
  • Disminución repentina en el volumen de orina.
  • Convulsiones o ataques.
  • Presión arterial elevada.
Úlcera de estómago y/o de duodeno con la ingesta de anti-inflamatorios
 

Otro efecto secundario a largo plazo y mucho más silente es la osteoporosis. La toma crónica de anti-inflamatorios potencia y adelanta la aparición de osteoporosis.

¿Cómo solucionar mi caso?